¡Estamos produciendo su futuro!

El laboratorio cerámico es el lugar donde se realizan todos los controles y análisis correspondientes a la calidad de las materias primas utilizadas en las formulaciones de las mezclas cerámicas, controles de calidad de los productos en procesos y los ensayos correspondientes a los productos terminados.

 

Para realizar el estudio de los diferentes factores que intervienen en el tratamiento correcto de las materias primas, que constituyen las mezclas cerámicas, se analizan cómo influyen algunos de ellos en la obtención de resultados satisfactorios en el producto final.

Temperatura de cocción: Durante la cocción se producen cambios físicos y químicos en la arcilla, ocasionados por la exposición a altas temperaturas.

Composición de la pasta: Raramente las arcillas pueden ser utilizadas tal y como están en la naturaleza, por lo que hay que añadir otros materiales tales como fundentes, desgrasantes u otros tipos de arcillas para mejorar sus propiedades.

Tamaño del grano: La plasticidad de la arcilla, así como su contracción y absorción de agua, se le atribuye a la forma y el tamaño del grano.

Condiciones de secado: Este proceso va siempre acompañado de contracción. A medida que el agua se evapora, las partículas de arcilla se acercan entre sí cerrando el espacio que había ocupado el agua.

En el laboratorio cerámico los ensayos y análisis se realizan con el fin de dar la aprobación y/o rechazo de continuidad en todas las etapas del proceso productivo, y estos controles se clasifican en básicos y complementarios.